273-Enrique Menéndez Pelayo

EL CIPRÉS
Hay un ciprés en el jardín vecino,
negro como la imagen de la pena,
al que más de una vez la luna llena
a dar aspecto de fantasma vino.
En torno suyo el gusto peregrino
transforma sin cesar la agreste escena:
donde ayer hubo césped, hoy arena;
lo que era bosque ayer, hoy es camino.
¡Sólo él resiste a la común mudanza!
Yo, cuando del vivir siento la herida,
miro al ciprés y calmo mis lamentos,
pensando que, memoria o esperanza,
algo crece en el huerto de la vida
que no abaten los hombres ni los vientos.
Enrique Menéndez Pelayo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s