379-Diego Vicente Tejera

A TI
¿Has muerto? No; la muerte tras sí lleva el olvido,
¡y aun te recuerdo yo!
La muerte, dulce madre, tu forma ha destruido;
Pero tu imagen nó.
Mas ¡ah! si tú en mi espíritu no has muerto todavía,
mañana ¿vivirás?
¡Oh, sí! Mientras respire -¡lo juro, madre mia!-
no has de morir jamás.
¡Jamás! Aunque el destino te doblegó en mal hora,
fué vano su rigor:
¿Mi gloria un tiempo fuiste? Serás mi culto ahora:
¡Tú siempre eres mi amor!
Contigo en todas partes, contigo noche y dia
me sentirás vivir;
que en tanto que yo aliente -¡lo sabes, madre mia!-
no puedes tú morir.
Y aún vivirás conmigo cuando mi sien no lata:
que iré á buscarte en Dios,
y el rayo de su gloria, que ardiente te arrebata.
será para los dos.
No importa que hoy pregunte con afligido acento:
mi madre ¿en dónde está?
No importa que mis lágrimas respondan al momento:
¡mi madre ha muerto ya!
Para adorarla siempre, del pecho en lo profundo
tu imagen llevo yo:
Las madres, ¡madre mía!, se mueren para el mundo…
¡Para sus hijos no!
Diego Vicente Tejera

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s