551-Miguel de los Santos Álvarez

SONETO
¡Cuán bella sale la naciente aurora
del fresco seno de los claros mares!
¡Cuán bello el sol se inclina en los altares
de la noche feliz que lo enamora!
¡Cuán bella es esa vespertina hora,
cuando, al son de sus rústicos cantares,
vuelve el pastor a sus agrestes lares
y lágrimas de amor la luna llora!
¡Cuán bello el cielo azul baña en reposo
a la luz de sus astros nuestra vida!
Mas, ¿qué hallará que le parezca hermoso
el que guarda en el alma dolorida,
que halló feo y vacío y mentiroso,
el corazón de una mujer querida?
Miguel de los Santos Álvarez

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s