706-Manuel María Pérez y Ramírez

UN AMIGO RECONCILIADO
Por algún accidente no pensado
suele quebrarse un vaso cristalino;
trátase de soldar con barniz fino
y lógrase por fin verle pegado;
Pero por más que apure su cuidado
el ingenio más raro y peregrino,
dejarlo sin señal es desatino,
siempre quedan señales de quebrado.
Así es una amistad de mucha dura;
quiébrase la amistad que hermosa fuera,
suéldala el tiempo con su gran cordura;
Cierto es que la amistad se mira entera,
pero con la señal de quebradura
nunca puede quedar como antes era.
Manuel María Pérez y Ramírez

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s