747-José Velarde Yusti

LA PRIMAVERA
Saliendo de su lánguido desmayo,
Naturaleza toda resucita
al fecundo calor del sol de Mayo.
Las entrañas benéficas visita
de la madre común vívido rayo,
y las semillas que ateridas duermen
hinchadas rompen su corteza dura,
y se hace planta el germen,
y brota, y crece, y cubre la cañada
de una mullida alfombra de verdura
de arabescos de flores recamada.
Todo obedece al mágico conjuro:
El vendaval se trueca en blanda brisa;
vestido el cielo de su azul más puro
se mira absorto en el cristal del río,
y en el alba a la flor con su sonrisa
le manda una diadema de rocío;
la yema se hace pámpana frondosa,
rojo y dorado tul la densa bruma,
la oscura larva blanca mariposa,
la nieve arroyo, el arroyuelo espuma,
el brote tallo y el capullo rosa;
entona al anidar su cantinela
el avecilla que de amor se abrasa;
el insecto parece flor que vuela
agitando unos pétalos de gasa;
Naturaleza toda canta en coro,
y arrastra el aire en sus revueltos giros
aromas y suspiros,
y cascada de luz en ondas de oro.
José Velarde Yusti

One thought on “747-José Velarde Yusti

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s