785-Antonio García Gutiérrez


LA CALMA
No vi la pompa de dorada cuna
mecer mi infancia ni halagar mis días,
ni vi prestarse a las pasiones mías
el celo encantador de la fortuna.
Jamás mi mente en esperanza alguna
se alimentó de locas fantasías,
ni mi sueño entre imágenes sombrías
turbara la ambición, negra, importuna.
¡Pero en pobreza mísera la suerte
guardo a mi afán un término medido
y un corazón en la desgracia fuerte!
De este modo mi anhelo reducido,
¿qué temor debo a la hora de mi muerte
si más felicidad no he conocido?
Antonio García Gutiérrez

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s